penelopeguisasola-123.jpg
espiral aurea.jpg

Testimonios

penelopeguisasola-42.jpg
Mónica Malaga.jpeg

Mónica.
Agricultora.

El taller de sexualidad femenina ha sido para mi un encuentro, un reencuentro maravilloso. Una experiencia de las que marcan en el camino, de las que rehabitan el cuerpo y el alma...He disfrutado y agradecido mucho la presencia de todas las mujeres con las que he compartido y en especial la presencia de Penélope, que a través de su entrega ha sido una guía muy sincera para este sentir interior tan sanador y tan necesario escuchar. Mil gracias!

Quique foto.jpeg

Enrique Lafuente.
Artista.

Buscaba una forma de sanarme. Con Penélope encontré nuevos caminos para comunicarme conmigo mismo. He vivido experiencias muy ricas que me han dado claves para seguir trabajando en mi proceso. He descubierto en el cuerpo una herramienta de conocimiento infinito.

Agradezco mucho su generosidad, su saber hacer y escuchar. Su acompañamiento...

Cristina cerezo.jpeg

Cristina Cerezo.
Terapeuta y Formadora.

Penélope propone un viaje interior lleno de poesía, arte, magia y energía femenina.
Te lleva al fondo del océano desde una sensación de total libertad, respetando tu espacio y tu ritmo.

Gracias por el amor y respeto sagrado que desprendes por lo que haces.
Por tu autenticidad sencilla.
Por tu alma de artista, antigua y sabia.
Gracias.


 

penelopeguisasola-42.jpg
Anahí.jpeg

Anahí Pereitón.
Mediadora y Experta en CNV.

Conocer en persona a Penélope, su personalidad cuidadosa y respetuosa me animó a saciar la curiosidad y acercarme a Raices, una de sus propuestas de otoño.

En un solo taller intensivo pude resolver la concreción en mi vida, saber lo que quiero y sentirme capaz. Conocerme mejor y vivir el presente de forma más consciente, darme valor, presencia y recuperar la confianza en mi misma. Gracias.

penelopeguisasola-122.jpg

María Segrelles. 
Maestra.

Penélope ofrece un espacio contenedor y seguro donde la risa y el llanto son bienvenidos y no se juzga lo que en ese espacio simbólico sucede.

Penélope ofrece la posibilidad de que cada persona se encuentre consigo misma y que pueda mirarse. Y eso siempre es ser muy sanador, independientemente del momento vital en el una se encuentre. Las ganas de acudir a sus encuentros, al menos en mi caso, vienen motivados por el placer que genera el propio movimiento en sí mismo. El cuerpo se mueve y con él se mueve la emoción que en ese momento necesitas liberar y luego te vuelves a casa más ligera. Caminas de otras manera.

 

Participar de este espacio me ha permitido aceptar cosas que iban saliendo de mi misma. Acogerlas con amorcito y conciencia. Y bajo su mirada atenta y su escucha, tan respetuosa y amorosa, era más fácil. Es como si generase con su mera presencia ese código de comunicación. Nos miramos con amor porque somos amor. Un código de comunicación que ella, maestra, comparte con los que llegan. Por qué? Pues porque en sus encuentros ofrece propuestas que tocan el corazón. La música ayuda mucho también pero los juegos que propone, aparentemente tan inocentes, a mí me han despertado mucha conciencia corporal, por un lado, y me han dado mucha información de mi estado emocional, por otro.

Jero.jpeg

Jerónimo Molero.
Fotógrafo.

Siguiendo mi intuición y la necesidad de facilitar la expresión de mi cuerpo y su movimiento llegué a una de las propuestas de movimiento consciente de Penélope. Siento claramente que expresar es desintoxicar y sus sesiones me ayudan mucho en este sentido.

Me dan mayor paz y equilibrio internos, mayor intimidad conmigo mismo y con las compañeras de las sesiones

penelopeguisasola-42.jpg
Cathy.jpeg

Catherina Sardella.
 

En el taller de movimiento auténtico de Penélope estoy viajando hacia dentro de mi cuerpo y encontrando respuestas a preguntas sobre temas que me acompañan desde los principios de mi vida diría!

Es muy hermoso y orgánico poder encontrar movimientos que liberen formas y creencias de vida, tengo la sensación que al liberar el movimiento hay una parte del nudo que se deshace.

En un momento en el  que mi cuerpo está manifestándose con enfermedades autoinmunes que parecen ser todo un misterio en el mundo médico, esto resulta ser una isla en la que encuentro paz y respuestas a un nivel profundo.  

Acabo siempre con mucho agradecimiento y mucho amor, para mi y para todas las compañeras! Y hacia el mundo en general. Gracias.

Bolonia.JPG

Gracias a todas  
las que os acercáis,
os atrevéis 
y confiáis en mí.

Gracias por tanta belleza y autenticidad compartida.

Seguimos...

penelopeguisasola-42.jpg

Amalia Fernández.

 

Soy Amalia Fernández y trabajo en el campo de la danza y las artes escénicas.

He participado recientemente en algunas sesiones de Movimiento Auténtico conducidas por Penélope Guisasola. Me acerqué a esta técnica más desde el interés profesional que desde el terapéutico. Quizá también por eso fue tan sorprendente para mi la experiencia. No esperaba algo así. No esperaba tanto. Realmente es un misterio cómo funciona el inconsciente, las memorias corporales, el poder del ritual...Es un misterio lo que somos, todas las partes que nos componen, todas las vidas que viven a través de nuestra propia vida.
Creo que el movimiento auténtico es una técnica sorprendentemente simple para experimentar estos misterios. Desde mi propia vivencia, siento que lo que aflora en ese espacio supone una liberación y una revelación al mismo tiempo. Y lo que me parece más bello es que el paso por esta experiencia, más allá de acercarnos a nuestra propia cuestión personal, nos permite unirnos más profundamente al resto: El movimiento auténtico revela la gran lección de que el mundo y tus semejantes no son sino un reflejo de ti. 
Recuerdo que el final de cada sesión era siempre una fiesta colectiva; de alegría, de celebración y de agradecimiento, por poder formar parte de ese grupo (una pequeña familia simbólica).
Penélope como conductora de las sesiones,

me ha parecido una persona maravillosa: profundamente intuitiva, con una habilidad mágica para "oficiar" el sutil y poderoso ritual, para ocupar el espacio justo, para dar la información clara y precisa, para formar parte desde dentro, sin dejar de tener una mirada global de todo lo que acontecía.

Una rara y valiosa combinación de sabiduría, inocencia y humildad.
Mi más profundo agradecimiento a ella por haberme abierto las puertas del movimiento auténtico, a su buen hacer, a su constancia y empeño en la difusión de este espacio tan necesario  de sanación y evolución.